Las cenizas

En Galicia el aire hoy no es puro y fresco. La lluvia ha tardado meses en aparecer y el frío llega tímido, como si esta fuera una tierra extraña para él. Pero el otoño ha sembrado las calles, las aceras, las carreteras y los senderos de hojas quebradas a modo de alfombra. Al pisarlas crujen, como queriendo recordarnos a cada paso que todo tiene un ciclo. Todo termina en algún momento, incluso lo que parece que siempre permanece.

Este fin de semana Galicia y Asturias han ardido. El fuego apareció cómo un monstruo poderoso, famélico, y comenzó a devorar lo que había a su paso. Era como una guerra entre la Naturaleza y las cenizas. Todo lo que más amamos, lo poco bonito que todavía nos queda, desaparecía de la peor manera posible ante nuestros ojos. Nuestros refugios, nuestros bosques, nuestras leyendas. Nuestra paz. Todo se iba consumiendo, mientras las llamas se reflejaban en nuestras pupilas líquidas.

Y aunque estos días esto ha sido noticia, lo cierto es que es algo que sufrimos de manera habitual aquí. Durante este verano demasiado largo para A Costa da Morte y las Rías Baixas he visto diferentes focos de camino al trabajo. Hace unas semanas un peligroso incendio tiñó de negro un monte que está al lado del Centro Comercial más importante de la ciudad y a pocos metros de una multinacional de combustible. Si lo piensas, la tragedia pudo haber sido apoteósica.

Tal vez os habréis dado cuenta de que la única bandera de un gallego son sus bosques. Que su manera de reivindicar el país del que se siente es cuidarlo. Que es el himno de este pueblo pacífico y sosegado. Su forma de ser libres. Cuando nos lo quitan, cuando nuestra senda habitual es atacada por las llamas, cuando aquel bosque mágico donde nos gusta perdernos los domingos es asesinado, cuando nuestras hermosas ciudades son rodeadas por una muralla de fuego, nos sentimos desolados. Estos días, en mi tierra, se sufrieron en un silencio aterrador.

Pero con estos os digo. Que aunque nos los quemen, nosotros lucharemos por defenderlo. Que nuestras nubes comenzaron a llover porque Galicia ama Galicia y jamás dejaría que sucumbiera. Porque cuando las aguas se volvieron negras, todo un ejército de voluntad asió los guantes de la fortaleza para devolver la vida a este lugar. Lo volveremos a hacer. Lo volveremos a hacer cuantas veces sea necesario. Este país no se rinde, no se cansa, no flaquea. No pierde el tiempo en batallas absurdas, solo entrega el corazón por proteger lo suyo. Lo suyo que es de todos. Porque nuestra tierra es la tierra de todos los que quieran conocerla.

Florecerá. Os lo prometo. Volverán esos bosques a estar vivos. La lluvia aliviará el dolor. La magia que habita en estos lugares nos ayudará a recuperar nuestro verde libre. Y en nuestra memoria siempre estarán aquellos que perecieron en estos días negros y oscuros, como almas heroicas que han velado por lo más hermoso que nuestros ojos han visto jamás.

Nunca máis.

9 comentarios en “Las cenizas

  1. MIRIAM J COLLAZO dijo:

    La perdida de los bosques, de su fauna, de vidas humanas, y aun mas dolorosala tragedia pensar que los desastres pueden ser causados por el mismo hombre en su malda, es aterrador.

    Nadie puede describir ese dolor como lo cientes y escribes tu. Mi querida Gallega lo siento mucho.

    Por seguro “Volverán esos bosques a estar vivos”

    Un fuerte abrazo y un beso

  2. Fernando Losada dijo:

    Daría lo que fuera por visitar Galicia hace 3 siglos, ver cómo era antes de que se talasen concienzudamente tantos y tantos bosques, antes de que, poco a poco, fuesen siendo sustituidos por especies pirófitas que crecen más rápido y prenden mucho más.

    Galicia tiene un gran tesoro, como comentas: sus bosques. Conoces bien Fragas do Eume; no es el único, pero no es la norma.

    Desgraciadamente, en Galicia tenemos un árbol que llegó en el siglo XIX desde Australia, y fue expandido en los 50: el eucalipto. Y no hay bosques de eucaliptos en Galicia. Un bosque es un conjunto de seres vivos (no sólo árboles, sino otras plantas, hongos y también animales) que han evolucionado a la vez y se complementan. En pocas palabras, un bosque de eucaliptos tiene koalas, o no es un bosque. Y lo malo de que en Galicia haya eucaliptos es que éstos, matan a otras especies cambiando el pH del suelo, su corteza arde muy rápido, pero al mismo tiempo su corazón sobrevive. Favorece el incendio y lo resiste como ningún otro.

    Sigue habiendo rincones como el que describes en Marafariña. Ésos son los que hay que conservar y ampliar.

  3. Ana dijo:

    Después de lo sucedido ese fatídico domingo, después de verlo y sentirlo tan de cerca y tras contemplar a través de diferentes medios sus consecuencias, es difícil encontrar palabras.
    Cuando lo pierdes todo (vidas, hogares, huertas…), cuando la belleza de rincones hermosos y únicos son torturados (porque no encuentro otra palabra), cuando nuestra fauna y flora mueren de una manera tan terrible cuesta encontrar palabras de aliento, de esperanza, de ánimo…
    Pero nuestro pueblo gallego es fuerte, nuestra tierra es fuerte, nuestro sentimiento es aún más fuerte y cueste lo que nos cueste seguro (estoy convencida de ello) saldremos adelante.
    Unos salvajes nos han golpeado duro, nos han quitado una parte de nosotros como pueblo, como tierra. Nos han robado un pedazo de nuestra identidad pero nosotros, Galicia, se pondrá en pie de nuevo como hemos hecho otras tantas veces y recuperaremos lo que nos han quitado. La vida de nuestros bosques volverá a resurgir porque esta tierra es fuerte y es auténtica.
    Gracias Miriam por recordarnos a todos que después de un gran desastre como ha sido ese horrible domingo de incendios y desolación, Galicia volverá a levantarse de este gran desastre y lucharemos por recuperar nuestros paisajes y nuestra tierra.
    Gran escrito. Me ha inyectado dosis de ánimos y esperanza por ver de nuevo el verde de nuestro país.
    Un abrazo.

  4. educabrera23 dijo:

    “Florecerá. Os lo prometo. Volverán esos bosques a estar vivos. La lluvia aliviará el dolor.”
    Precioso texto. Y sí, tardará, pero todo volverá a tener vida como tu bien dices.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s