23 de septiembre

No sé cuáles son las energías que habitan en el universo que nos hicieron acercarnos tanto, a pesar de estar separadas por más de mil kilómetros. Pero fue fuerte, fue así. Algo irrompible.

La osa Melba de Lágrimas en la lluvia fue la primera imagen de mí que vio aquella chica de Melilla. Bien pensando es una fotografía hermosa. Dicha osa se encuentra en el zoológico mundial del Madrid del futuro y es un robot fabulosamente realista. Ha permanecido en la misma pecera durante cientos de años porque, en realidad, su mecanismo nunca jamás se detiene. Era complicado imaginar que, cuando la conocí, mi propio mote se convertiría en una metáfora del futuro que nos esperaba juntas.

Aquella chica de Melilla se apodaba Chuangui, como una marca de libretas. No sé cuáles son las energías que habitan en el universo que nos hicieron acercarnos tanto, a pesar de estar separadas por más de mil kilómetros. Pero fue fuerte, fue así. Algo irrompible. Tal vez porque ella me demostró en muy poco tiempo lo que nadie me había demostrado hasta entonces. Tal vez porque ella le hizo sentir de nuevo algo a mi alma y a mi corazón, por aquel entonces totalmente congelados.

Una semana de vacaciones se convirtió, en un parpadeó, en siete años.

Puede parecer de novela, pero fue real. Y yo ya la quería hasta romperme cuando solo acababa de conocerla. Y sabía que sería capaz de dar mi vida entera por tan solo un segundo de la suya. Por eso, una madrugada insomne de un día 23 le escribí. Le pregunté qué le parecería que rompiera todos esos kilómetros que nos separaban y nos viésemos.

¿Qué de dónde saqué la valentía de enfrentarme a algo así? Supongo de ella, ¿de dónde sino? Ella fue la que me lo dio todo. Mi Mujer del Sur.

El tiempo pasó, regalándonos los días más felices y más duros esa nueva etapa. Una semana de vacaciones se convirtió, en un parpadeó, en siete años. Siete años que nos transportan a un 23 de septiembre, el día que Chuangui, mágicamente, se convirtió en mi Compañera de Vida. Para siempre.

Quiero pensar que esto tiene cabida en este blog. Porque sí que es verdad que es una web que visitáis para leer mis textos y mis novedades en el mundo literario; pero también es cierto que es muy probable que sin Deborah jamás hubiera encontrado el estímulo necesario para mantenerme con vida en muchos sentidos. Por eso es justo (y hermoso, poderosamente hermoso) compartir este gran pedacito de mi vida con vosotros que, por supuesto, también sois parte de la misma.

Así que os regalo algunas fotos de esta boda que hemos querido titular Enlace de brujas, y que hemos ambientado en el mundo harrypotesco porque solo dentro de la magia y su inverosimilitud hemos encontrado las razones que han movido los hilos de nuestras existencias para unirlos y convertirlas en una sola.

DSC_0628.JPG

Unos minutos más tarde de firmar el trámite legal en el Ayuntamiento de Melilla

BODA_5873_P.jpg

Slytherin y Gryffindor vencen sus diferencias porque el amor todo lo puede. Incluso con la magia.

Me gustaría encontrar las palabras adecuadas para describir qué se siente cuando ese momento ha llegado. Cuando en unos minutos previos tomas aire y piensas en todo lo que ha ocurrido hasta llegar hasta ese momento. En todos aquellos huracanes, tempestades, inundaciones y tormentas que se empeñaron en separar nuestras manos unidas. En tus lágrimas y en las mías, que ya son nuestras (que siempre han sido nuestras). Al final, siempre hemos encontrando un hueco, aunque fuera pequeño, para la felicidad y para la sonrisa. Este 23 de septiembre ha sido un día cargado de emotividad, de amigos, de familia y de recuerdos. Y sobre todo del futuro, que nos morimos poder conocer corazón con corazón.

Siento que ahora comienza una etapa nueva, fresca, diferente. También que no me siento capaz de decir que ha sido un día único y perfecto, porque ya hemos tenido muchos días únicos y perfectos. Pero sí que ha sido un día de mirarnos a los ojos y de prometernos públicamente lo que ya nos habíamos prometido infinidad de veces en la intimidad.

En tus lágrimas y en las mías, que ya son nuestras (que siempre han sido nuestras)

29 comentarios en “23 de septiembre

  1. Esther Morera dijo:

    Gracias por compartir estas palabras tan bonitas, este pedacito de felicidad reconcentrada, este momento único entre otros mil momentos únicos de vuestra vida. Brindo por la magia y la belleza, por el amor y el valor; brindo por vosotras. ¡Salud! 🙂

  2. sustherlibros dijo:

    ¡Enhorabuena! Os deseamos de corazón que seáis muy felices en esta nueva etapa. 🙂
    Mil gracias por compartir este momento, es una entrada preciosa.

  3. Javier Miró dijo:

    ¡Por favor, Miriam, qué bonito! Me has vuelto a poner la piel de gallina, pero eso no es lo más importante. Muchas felicidades, no ya por la boda, que en realidad es solo un papel (aunque tremendo lo de las túnicas de Harry Potter ❤ ❤ <3), sino por haber encontrado tu compañera de vida. No me puedo alegrar más. Muchísimos besos.

  4. Carme Guardiola dijo:

    Realmente hermoso Míriam, por supuesto tiene cabida esta entrada que nos llega al corazón. Gracias por compartir con nosotros estos sentimientos y este día tan íntimo. Lo aprecio muchísimo y me llena también de felicidad. Mis felicitaciones a las dos y mis mejores deseos. El amor me mueve y leer esto hace que el día brille mucho más

  5. Fernando Losada dijo:

    La entrada me ha encantado, aunque estar allí fue mucho mejor. Hay pocas cosas más bonitas para mí que ver que mis amigos son felices.

    Como ya os dije allá en otro continente, me alegro mucho por vosotras 😉

  6. Miriam dijo:

    A las brujitas ( que lindas).
    Que tanto son mis deseos,
    Que siempre tengan ese corazón ❤️ ❤️con corazón que nada pueda separar 🔒
    Que tengan una vida llena de salud🌞
    Y mucha properdad💰
    Para ti Miriam y Deborah les ma mando un fuerte abrazo 🤗 Y besos 😘 desde el otro lado del mundo.
    Felicidades 💞
    Miriam

  7. Ana dijo:

    Las historias de amor reales y que son capaces de sobreponerse a las adversidades, que son capaces de disfrutar de cada segundo, que sobreviven al paso del tiempo, que ponen lo mejor del corazón y el alma son las que vale la pena vivir y dejarse la piel por cada sentimiento y emoción.
    Vuestra historia es el claro ejemplo de estas bonitas historias. Seguir adelante cuidandoos cada día más, mimando cada instante y saboreando cada sentimiento.
    Besazos a las dos.

  8. Deigar Miranda dijo:

    Cuánta belleza. Gracias por compartir con nosotros un trozo de esa felicidad que has logrado con tu pareja. Miles de éxitos por llegar hasta donde estás, cuesta mucho y eres una guerrera de la vida por lograrlo.

    Un millón de Felicidades por esa hermosa unión. Un abrazo.

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s