¿Por qué no me presento al Concurso Indie 2017?

En ocasiones, he tenido la impresión de haber comenzando la casa por el tejado, de haberme lanzado a la piscina sin saber nadar.

Hace exactamente un año preparaba el lanzamiento de Todas las horas mueren. Había dejado la novela guardada en el cajón durante meses para presentarla al Concurso Indie de Amazon. Al final, el galardón se lo llevó Ningún escocés verdadero (en mi opinión, un trofeo muy merecido, como os conté en su momento en A Librería) y mi obra tuvo que conformarse con los resultados obtenidos que, también publiqué hace algún tiempo en esta web. Creo que el Concurso Indie de Amazon es un buen escaparate para que los autores noveles se hagan ver en medio de la gran cantidad de obras que se suben a diario a esa plataforma mundial. Además, diré, que también es una ocasión idónea para que algunos escritores estrechen lazos y se relacionen entre sí. En mí caso, lo viví con mucho compañerismo (yo tuve la suerte de encontrarme con Lorena Franco, Marta Sebastián o mi querida almeriense Fani Álvarez). , buen ambiente y nada de competencia desleal. No tengo ninguna queja al respecto.

Muchos sois los que me habéis estado preguntando en las últimas semanas si, acaso, la publicación de mi próxima novela será para el Concurso de Amazon de este año. Para confirmaros a todos os diré que no, no tengo intenciones de participar en el Torneo literario este año y, en añadidura, tampoco cuento con ningún proyecto concretado de publicar una nueva obra a lo largo de este 2017.

Vamos a hablar con calma, ¿de acuerdo?

Algunos me leéis desde que empecé, desde que firmé mi primera novela con M.B.Vigo, cuando no conocía muy bien el funcionamiento de las RRSS y, en general, del mundo literario y de la autopublicación. En ocasiones, he tenido la impresión de haber comenzando la casa por el tejado, de haberme lanzado a la piscina sin saber nadar. No me refiero exactamente al contenido de Marafariña ni Todas las horas mueren (en realidad, sigo amando y respetando esas dos obras), pero sí a mi forma de hacérosla llegar y a mi forma de presentarme.

He cometido muchos errores que, durante un tiempo, me han carcomido. He pagado algunas consecuencias que son, en definitiva, solo culpa mía. Y he hecho cambios en el camino. El primero de ellos fue respirar hondo, serenarme y tomarme las letras con mucha calma, porque tenía la impresión de ser víctima de una maratón que yo misma había organizado. En él, había tanto ruido que terminé exhausta sin conseguir apenas resultados.

Creo que el Concurso Indie de Amazon es un buen escaparate para que los autores noveles se hagan ver en medio de la gran cantidad de obras que se suben a diario a esa plataforma mundial.

Así pues, habréis notado que en los últimos meses ha habido cambios sustanciales en mi manera de comunicarme y de transmitir mi trabajo. Me he visto obligada a romper algunos lazos que me resultaba perjudiciales, pero he tenido la oportunidad de afianzar muchos otros. Esta fue una de las principales razones por las que cerré aquel blog, Las mentiras que escribí, por el que muchos llegasteis a conocerme: sí, muchos contactabais conmigo como la escritora de reseñas, las que os podía ayudar con vuestros libros, las que os podía dar algo de publicidad (aunque fuera pequeña). Tuve la incómoda impresión de que había muchos amigos ahí a los que solo le interesaba lo que yo pudiera ofrecer.

Sin querer seguir mi entrada por este camino, os diré que esta gran metamorfosis ha sido motivada por el trabajo en mi nueva marca personal. Me he decidido a tomar un camino más lento pero seguro, más pausado pero firme. Más como soy yo. Un camino que me permita seguir escribiendo, seguir cerca de vosotros, pero poder valorar mi trabajo por mí misma, sin necesidad de halagar a otros para conseguirlo.

¿Es probable, de todos modos, que autopublique la secuela de Marafariña? Es probable. No quiero fallaros en eso. Estoy trabajando todo lo posible porque en 2018 vea la luz el final de la historia de Ruth y Olga. Y, esta promesa para conmigo, para con vosotros, es la principal respuesta a la pregunta que da título a este post.

21 comentarios en “¿Por qué no me presento al Concurso Indie 2017?

  1. Buena reflexión.
    A veces nos obsesionamos un poquito con conseguir resultados, cuando lo que cuenta es el camino. Todos nos equivocamos, en las redes y fuera de ellas. Tal vez lo que te pareció un error no es importante, o no es error. La realidad es que para aprender a nadar hay que mojarse,
    sea tirándose de cabeza o metiendo los pies poco a poco (siguiendo tu comparación)Lo importante es que eres fiel a ti misma y se nota. Ya te dije muchas veces que lo me encantó de tu obra es tu estilo. Así que ¡adelante! Que no te pese lo que fue o lo que pudo ser.
    Esperaré con ilusión Marafariña II.
    Un abrazo.

  2. Ay, Miriam, cuánto te entiendo. De verdad que sí. A veces leerte es mirarme en el espejo. Me veo en todo: en empezar la casa por el tejado, en sentir que formas parte de una maratón que tú misma organizaste y que te das cuenta de que no quieres ya correr. Vértigo, que el mundo pare.

    En fin. Una tiene que amar el oficio, y eso implica romperse el corazón y volver a enamorarse cien veces por el camino, y déjame que te recuerde que hacerlo en público es de valientes.

    Un abrazo grande.

    1. Ya sabes que eres una “maestra” para mí, María. Así que yo también encuentro muchas veces respuestas a mi camino en el tuyo.

      Amemos el oficio, amemos lo que hacemos. Y seamos felices mientras lo llevamos a cabo.

      Gracias, de verdad.

  3. Creo más en esa inquietud y en la manera como nos gustaría que sea lo que damos, no creo saber entre un millón de lectores ciertamente, a cuantos les gusta como escribes o a cuantos no. Pero que la gente se identifique con lo que hacemos, intuyo que es una meta verdadera. He visto ha escritores que se renuevan totalmente luego de recorrer un largo camino. En tiempo en que la madurez nos obliga a dar lo mejor que queremos para el mundo. Te deseo mucha suerte, lo que elijamos siempre será lo mejor su momento.

      1. Un escritor con el tiempo maduro, pasa a convertirse en un orfebre de su filosofía. No hay tiempo, pretérito, presente y futuro, menos personaje, que no puedas trocar al antojo sublime e inspirador de su pluma ligera.

  4. Esther Morera

    Quizás, los caminos más valiosos en nuestra vida son los que te conducen hacia dentro de ti misma aprendiendo a cada paso. Yo, desde fuera, te veo crecer, madurar, reflexionar, transmitir, compartir, ilusionarte, ser consecuente y fiel a ti misma. Quizás hayas dado algunos pasos equivocados, pero creo que el final te han llevado, hoy por hoy, al lugar correcto. Y pienso que, en todo este proceso, lo mejor está por llegar.

    ¡Un abrazo!

  5. martasebastianperez

    Hola niña,

    Este es un camino algo loco y donde es muy fácil perdernos. Y donde, a veces, nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos… pero me parece una gran reflexión y te animo a seguir lo que te marca tu cabeza y tu corazón. Y nosotros estaremos aquí, a tu lado, para lo que necesites ¡y deseosos de seguir leyéndote!
    Bicos

  6. Te comprendo, los planes que tenía para la novela no tenían nada que ver con presentarme al concurso de Amazon, pero al final lo hice y lo bueno es que he conocido a mucha gente (sobre todo gracias a ti 🙂) y sin todos esos contactos no habría podido aprender todo lo que estoy aprendiendo de este mundo de la autopublicación. Ahora es el año de la paciencia y del ‘paso a paso se hace el camino’.
    Un abrazo, Miriam

  7. MIRIAM J COLLAZO

    El escribir es un arte una inspiracion que no puedes ponerle tiempo, es un disfrute del alma. Tu lo amas primero y despues nosotros los que te leemos.
    El camino en cualquier aspecto tiene sus tropezones sus alta y bajas, dias claros dias grises. Que nos van conducienso y nos hacen aprendier a coger experiencia, eso se llama vivir.
    Te halago con sinceridad y con mi corazon, tu escrituras son como tu preciosas.
    Saborea tu escribir.

    Un abrazo lleno de amor para ti.

  8. Hola Miriam, a veces nos cuesta encontrar el lugar dónde sentirnos más cómodos y en paz con nosotros y con el mundo. Todo es un aprendizaje, un ensayo y error. Depende de nosotros tener el valor de pegar volantazos, parar, reiniciar y continuar. Admiro tú entereza,autocrítica, valor,fuerza y dedicación. Sigue el camino que te dicte tú cabeza y sobre todo tú corazón. Un saludo

  9. Alberto Mrteh

    Me ha entusiasmado tu entrada, aunque creo que no tienes que dar explicaciones a nadie.
    Supongo que las das porque sentías que tenías que expresarlas (para ti misma)
    Mucho ánimo.
    Yo también he empezado la casa por el tejado.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

  10. Pingback: Los errores – Miriam Beizana Vigo

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s