El coraje

301h

Hubo un tiempo en el que creía que en la amargura, en la tristeza, se encontraban las auténticas personas valientes. Hubo un tiempo en el que pensaba que en las miradas abrumadas por las lágrimas podíamos encontrar el verdadero espíritu de superación.

He ahondado bastante en la infelicidad, porque tiene algo de poético. La literatura está atiborrada de ella, porque explota los sentimientos humanos. Además, a nadie, ni siquiera al hombre o mujer más feliz del mundo le resulta desconocida. Hablamos de sufrir y todos levantamos la mano. En cambio, atisbar la alegría, la paz, la sonrisa sincera y el afán de sonreír a diario es más complejo. A lo mejor es que, tal vez, entre tanta negrura, la alegría nos incomoda. Parece haberse convertido en algo insólito, aislado, inaudito, puntual.

Hace un par de días estuve charlando con una compañera de letras sobre el tono que utilizo al escribir. Sin pudor, me confesó que mi literatura era muy desasosegante. Que estaba impregnada de dolor. Yo no pude rebatir su argumento, tan solo aclarar que necesitaba sacar muchas cosas de dentro cuándo escribía. Tampoco creo que yo haya sufrido más que nadie, simplemente que es mi forma de superarlo y de llorar. Hay algo dulce en dejar ir los fantasmas en las letras, algo que hace que después te sientas más ligera.

Pero hablábamos del coraje.

A lo mejor es que, tal vez, entre tanta negrura, la alegría nos incomoda. Parece haberse convertido en algo insólito, aislado, inaudito, puntual.

Creo que he estado equivocada, entonces. En realidad, es en la felicidad y en el optimismo dónde se crea la auténtica valentía. No se trata de falsedad, no se trata de la coraza. Se trata de agarrarse bien fuerte a la esperanza, aun a riesgo de hacernos daño en las manos. Apretamos los dientes. Y también lloramos. Abrimos los brazos porque no le tenemos miedo al dolor, porque sabemos que después nos levantaremos. Somos valientes si vivimos para encontrar la dichosa dicha, ni siquiera es necesario llegar a alcanzarla. Tal vez nunca lo hagamos. Pero no, por favor, no perdamos la fe en

He conocido tantas historias de superación en todo este tiempo que ni una vida entera me llegaría para relatarlas. Y, ¿sabéis? He encontrado en aquellos que más han sufrido la energía de querer saborear la paz y la sonrisa permanente. Despiertan mi más profunda admiración los que son capaces de deleitarse tras haber sufrido las injusticias que este camino nos regala. Ese sí que es el auténtico coraje, el real, el devastador. Aquel que nos demuestra lo intensamente desgarrador que puede ser el ser humano.

8 comentarios en “El coraje

  1. Como a ti, a mí también me dicen que escribo desgarradamente. Quizás, sea mi vida, o tal vez mis genes, que ordenan a mi alma sufrir por todo. Pero nunca falta la razón para sonreir y luchar con ahínco.
    Gran reflexión.

  2. Esther Morera

    Después de leer «Todas las horas mueren», y comenzando a adentrarme en «Marafariña», doy fe de que haces probar a tus personajes momentos de la oscuridad más amarga. Sin embargo, siempre hay un hilo de esperanza al que pueden aferrarse (¡y entonces deseas gritarles que lo atrapen por fin!). Es una lucha preciosa, profunda, real, casi tangible que retratas a la perfección.

    Yo me considero una persona feliz, optimista al menos. Y en tus letras percibo con claridad el brillo de tu fuerza y tu coraje; aunque vuelques tus miedos y tu desazón, siguen ahí debajo envolviendo todo. Y estos post que compartes con nosotros hacen justicia a esa certeza.

    ¡Un abrazo!

  3. La tristeza es el sentimiento más básico para mí del ser humano… Y un precursor de la literatura también, como tú bien dices Miriam, pero sin la gama de colores de nuestros sentimientos estamos perdidos… ^^ Me gusta más pensar que somos una caja de bombones, de muchos sabores y experiencias, y nos construimos en base a ella…

    ¡Un besito guapa, y mucho ánimo!

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s